AgendaFacebookTwitterYouTube


“Intentar pintar hoy lo que de verdad existe es un acto de resistencia generador de esperanza’.

 John Berger 

 

Personal (continúa)

Siendo muy pequeño, cursando aún la escuela primaria, les pedí a mis padres que me llevaran a tomar clases de pintura. Fue así que encontraron cerca de casa una escuela municipal, que de noche daba clases para chicos, así que a los 10 u 11 años comencé mis estudios y nunca más deje de estudiar ni de trabajar.

Al terminar la escuela primaria mi padre me preguntó qué quería ser cuando fuera grande. Esa fue una pregunta muy difícil de contestar para un chico de 12 o 13 años. ¿Qué es ser grande? ¿Qué pasaba en esa etapa? Y entonces la pregunta fue qué me gustaría estudiar, y les dije que quería ir a un lugar que me enseñaran a pintar.

La idea no los convenció mucho y me inscribieron en el bachillerato.

De cualquier manera encontraron un lugar donde estudiar pintura más orgánicamente, y me inscribieron en el Instituto de Artes Gráficas. Allí estudié dos años con el maestro Carlos Terribilli. Luego de eso, como quería seguir estudiando, mi tía me recomendó un taller en la ciudad de Moreno, provincia de Buenos Aires, en el museo Amancio Alcorta con el maestro Jorge Abot.

Decidí abandonar el secundario en el 3º año para ingresar en la escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano. Me tocó en la época de un gobierno militar, fue muy dura esa etapa. Como estudiantes de Artes tomábamos la escuela con asambleas y la policía entraba con gases.

En cuanto a lo académico, en un año de la escuela tuve sólo una clase de pintura con el maestro March, dos o tres de dibujo con el maestro Daltoe, algunas de grabado, con la maestra Aida Carballo y también unas cuantas de escultura con el maestro Leo Vinci. Sin embargo, pintaba y trabajaba más antes de ir a la escuela que estando en la escuela, así que la abandoné y me dediqué a estudiar en los talleres de los maestros.

Mi primera muestra como estudiante la realicé en el Museo Amancio Alcorta de la ciudad de Moreno en 1969, donde había estudiado con el maestro Jorge Abot. En esos primeros años representé a la ciudad de Moreno y la ciudad de Gral. Rodriguez en los salones de pintura de la provincia de Buenos Aires.

Luego de esa primera etapa, comencé a estudiar con el maestro Demetrio Urruchua, y recorrí otros talleres, como el de Gabriel Mesil y Ana Ekel. Mi primera exposición como artista la realicé en 1976 en la Galeria Lirolay.

Tras el golpe militar de ese año, no dejé de trabajar, pero no mostré mi trabajo sino hasta 1995, cuando realicé una exposición en la galería Van Riel. De ese momento a la fecha trabajo y realizo muestras ininterrumpidamente.

volver a biografía

 

 

1

“El mate de plata” Acuarela sobre papel circa de 1964

1

Trabajando en el taller el Mural “Niebla” 190x330 cm. 2010 para el proyecto Puertas del Bicentenario del Gobierno de la Ciudad, instalado en el Hospital Gral. de agudos Dr. Enrique Tornú